Saturday, January 7, 2017

EQUILIBRIO: ¿DESTRUCCIÓN O UNIDAD?

AM | @agumack


"... la véritable notion de l'équilibre" — René Guénon

Vi este libro en la magnífica librería LA CENTRAL de la calle Mallorca y lo compré inmediatamente [1]. Me sedujo la idea del capítulo XVII intitulado "La representación del equilibrio de las fuerzas". El autor es René Guénon (1886-1951), del cual no sabía absolutamente nada. Según la biografía de Wikipedia, vivió muchos años en Egipto, donde era conocido como Abd al-Wâhid Yahyâ. Guénon escribió una tesis sobre Leibniz y los orígenes del cálculo infinitesimal, pero su verdadera pasión era la metafísica, en particular la no-Occidental. No tengo competencias en cálculo ni en metafísica, pero lo que me atrajo del capítulo es la visión positiva del equilibrio.

Primero presento la idea y luego explico por qué me parece interesante.

* * *

El equilibrio, escribe Guénon, se representa generalmente como la oposición de dos 'vectores', dos segmentos de una recta de igual longitud, pero dirigidos en sentido contrario con igual intensidad. Cuando las dos fuerzas se encuentran, su acción cesa en el punto de aplicación—se destruyen mutuamente. La suma algebraica de los coeficientes asignados a los vectores es nula y se expresa con el cero (al cual Guénon dedica otro capítulo). Simbólicamente, si los coeficientes son f y f', en equilibrio tendremos:

f = f'       es decir:       f f' = 0

De esta manera, el equilibrio se representa con el cero. Para Guénon, que va de la matemática occidental a la filosofía oriental, se trata de algo absurdo: en la vida real, el equilibrio jamás puede ser un "estado de no-existencia". Es cierto que las fuerzas opuestas se neutralizan mutuamente, pero es contrario a la realidad decir que se destruyen. Para entender la "verdadera noción de equilibro", continúa Guénon, hay que pensar en fuerzas "atractivas y repulsivas", o "expansivas y contractivas" de igual densidad. En equilibrio, es decir en ausencia de expansión o contracción, su relación es "necesariamente igual a la unidad". Simbólicamente, si los coeficientes son n y n', en equilibrio tendremos:

n = 1/n'     es decir:      n.n' = 1

¡Chocolate por la noticia!, dirán mis amigos matemáticos. Pero lo que Guénon desea resaltar es que equilibrio no significa destrucción; significa unidad. No es cero; es uno. "Lejos de ser un estado de no-existencia, el equilibrio es por el contrario la existencia en sí misma". En la filosofía del extremo-Oriente, concluye, equilibrio es armonía. En una nota, se refiere al yin y al yang como la típica expresión oriental de la unidad: "Cette formule correspond exactement à la conception de l'équilibre des deux principes complémentaires yang et yin dans la cosmologie extrême-orientale" (p. 128).

* * *

Hace algunos años comencé a escribir una historia de la idea de contrapesos institucionales, desde la Biblia (con el magnífico 1 Samuel 8) hasta El Federalista, pasando por Polibio, Montesquieu y John Adams. Utilicé el muy interesante artículo de David Wootton [2], que propone pensar los contrapesos como un ecosistema. La idea me pareció útil, porque habitualmente los checks and balances carecen del menor 'sex appeal'. Todos tenemos la ilusión de ver, algún día, 'buenos políticos' aplicando 'buenas políticas'. Pero no es más que una ilusión. Nuestra única esperanza de buen gobierno se basa en el equilibrio político, una idea difícil de 'vender'. El planteo de René Guénon puede ser un aporte en esa dirección. Todos los días comprobamos la completa ausencia de unidad en países donde los contrapesos institucionales brillan por su ausencia.

[1] René Guénon. Les Principes du Calcul Infinitésimal. Paris: Gallimard, 2016 [1946].

[2] "Liberty, Metaphor, and Mechanism: “Checks and Balances” and the Origins of Modern Constitutionalism", en David Womersely (ed.) Liberty and American Experience in the Eighteenth Century. Indianapolis: Liberty Fund, 2006.
_________________

1 comment:

  1. Igual que otras exposiciones tuyas Agustín, ésta también me hace pensar. El cero tiene en común con "la nada", en que es un espacio vacío, pero no es despreciable. A ese cero resultante de un equilibrio lo llamaría 'cero dinámico'.
    Que andes muy bien, saludos,

    Federico

    ReplyDelete